Inicio de sesión

Guía de buenas prácticas

GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UNA TESIS DOCTORAL
 
Antes de iniciar cualquier proyecto, y en el caso concreto de un proyecto de investigación como es una tesis doctoral, es necesario organizar adecuadamente las actividades que pretendemos realizar. La planificación será la principal herramienta que nos permitirá ahorrar tiempo y realizar las tareas de forma adecuada.
 
La elaboración de un plan de trabajo de la tesis doctoral se basa fundamentalmente en investigar ampliamente el tema a tratar en la tesis. Como primer paso, esto requerirá una amplia búsqueda bibliográfica, lo que permitirá al doctorando obtener una idea mucho más clara del tema o asunto a tratar.
 
El doctorando deberá buscar referencias bibliográficas que proporcione respuesta a las siguientes cuestiones:

  • En dónde surge el problema.
  • Qué trabajos existen sobre este problema.
  • Qué otros métodos se han utilizado para resolverlo.

También es importante compartir ideas y cooperar con otros personas que trabajen en el mismo tema (por ejemplo, otras personas del grupo de investigación que estén trabajando en temas similares o afines).
 
El director de tesis, como experto en el área de la tesis doctoral, podrá aportar una visión de alto nivel sobre las distintas ideas que se le puedan ocurrir al doctorado o realizar críticas que le ayuden a discriminar esta información.
 
A grandes rasgos, sería conveniente preparar un documento inicial con una estructura similar a la siguiente:

  • Definición del problema: analizar y establecer de manera clara y concisa el problema que se pretende abordar.
  • Objetivos: indicar de forma precisa los objetivos que se pretenden conseguir con la tesis doctoral.
  • Estado del arte: analizar las publicaciones más relevantes que hagan referencia de forma más o menos directa al problema planteado.
  • Descripción: plantear las posibles líneas de trabajo que en esta etapa inicial del doctorado se consideran para el estudio de las soluciones al problema.
  • Metodología y planificación.
  • Bibliografía.

 
Este documento puede ser utilizado como base para, de manera iterativa, ir actualizando los trabajos, aportaciones, contribuciones y descubrimientos que el doctorando vaya realizando a lo largo de la realización de la tesis.
 
Según el doctorando vaya realizando aportaciones relevantes para la tesis doctoral se deberán indicar las principales conclusiones obtenidas. Las conclusiones se suelen indicar en un capítulo al final de la tesis doctoral, una vez vistos los distintos resultados obtenidos y su correspondiente discusión. Las conclusiones harán referencia a las contribuciones del doctorando indicando el grado de consecución de los objetivos marcados. Los resultados obtenidos y la discusión ofrecerán la evidencia científica necesaria para respaldar estas conclusiones.

GUÍA PARA PARA LA DIRECCIÓN DE UNA TESIS DOCTORAL

Los directores o co-directores de tesis deben hacer un seguimiento periódico del trabajo de los doctorandos. Hay que tener en cuenta que el trabajo de la tesis se extiende un número de años (entre 3 y 5) y es a veces complicado, para el alumno, mantener el nivel de trabajo y de motivación alta a lo largo de ese periodo de tiempo.
Este seguimiento tiene que estar dirigido por los hitos que define anualmente el calendario académico de la universidad, siendo el punto central el proceso de evaluación anual. Para superar con éxito este punto, el alumno tiene que actualizar su Plan de Investigación de acuerdo a los trabajos realizados durante el año así como añadir en el Documento de Actividades los trabajos publicados, estancias, cursos, etc.
El director tiene como obligación actualizar su conocimiento sobre la normativa de realización de la tesis y otras novedades que surjan en torno a los estudios de tercer ciclo que, aunque en menor medida que con la implantación de Bolonia, siguen evolucionando de año en año. Con este conocimiento podrá orientar con éxito a sus alumnos en la consecución de la lectura de su trabajo de tesis.